Los intensos rayos del sol y el buen nivel de Chapala fueron los pretextos ideales para que cientos de turistas se lanzaran desde temprana hora a visitar el lago.

El malecón lucía lleno de familias enteras que se dispusieron a pasar parte de la mañana contemplando el baso lacustre que está a poco más del 80% de su capacidad total de almacenamiento. Incluso, hubo quienes con hilos de caña se pusieron a pescar.

Uno de los mayores atractivos en el municipio de Chapala es el lago que cada año, durante las lluvias atrae a pobladores de la región y extranjeros. Los días más concurridos siguen siendo los fines de semana.

Este temporal ha sido el mejor de los últimos 28 años para el lago que ha logrado recuperar alrededor de 30 mil hectáreas. Así mismo el exitoso almacenamiento del lago garantiza que exista abasto de agua para la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Fuente: Periódico Informador