La Organización Mundial de Turismo (OMT) advirtió que el próximo año habrá una mayor reducción de viajes turísticos a nivel internacional debido a la crisis económica.

Hay un reto para fines de 2008, pero sobre todo para la primera mitad del próximo año, pues se prevé que la ralentización económica se sentirá con mayor crudeza y los consumidores decidirían recortar aún más su gasto en viajes, prevé el organismo multinacional.

El organismo considera que el turismo está afectado por una baja en la demanda de viajes tanto de placer como de negocios y que las empresas turísticas comenzaron a resentir la contracción del crédito.

“En el turismo, el deslizamiento de la crisis a la daderaonomía reduce el gasto de los consumidores, incluido el transporte y ocio. Además el crédito afecta a las pequeñas y medianas empresas, que son la columna vertebral de la industria de los países desarrollados”, dijo Francesco Frangialli, secretario de la OMT, a través de un mensaje en el órgano de difusión de la OMT.

Añadió que el turismo es resistente, pero no se puede negar que hay un grado de deterioro de la situación a partir del cual todos los sectores económicos empezarán a sufrir.

La ralentización comenzó en vacaciones y el grupo de expertos de la OMT reportó una pérdida de confianza respecto al futuro más inmediato, por lo que se acordó crear un comité de reactivación del turismo para todos los miembros tanto del sector público como privado, con información actual del sector y en especial del transporte aéreo y los principales mercados emisores.

Además se proporcionará a los miembros información actualizada sobre las consecuencias e iniciativas de respuesta que vayan surgiendo, indicó la OMT.

Fuente: Infosel Financiero

——

Rodolfo Elizondo, titular de la Secretaría de Turismo (SECTUR), no se aventuró a dar un pronóstico sobre el destino del sector hasta que no haya un equilibrio financiero, pero negó que se estén perdiendo paseantes de EU y Canadá por la crisis mundial.

Antes de su comparencia ante la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, consideró que los turistas de estos países tienen una mayor oportunidad para visitar el país debido a la depreciación del peso frente al dólar.

Además, el funcionario federal aseguró que, de acuerdo con las cifras que posee hasta agosto, hay un aumento del 7% en el número de visitantes y captación de divisas.

“No estamos esperando a ver qué pasa; hemos puesto en marcha una estrategia conjunta entre las autoridades, los hoteleros, los operadores turísticos y mayoristas para promover a México como destino de visita”, precisó.

Elizondo negó que la inseguridad incida directamente en el desarrollo del turismo extranjero, sin embargo, reconoció que tal vez sin los problemas en la materia la cantidad de paseantes foráneos sería mayor.

Fuente: El Semanario