La XXII Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), en el oeste de México, cierra hoy sus puertas con la satisfacción de haber alcanzado los 604.012 visitantes y de contentar a los editores ante el general aumento de ventas, de acuerdo a la organización.

La cifra de visitantes es superior en aproximadamente un 7,8 por ciento a la del año pasado (559.271), según los datos difundidos por la organización.

“La de profesionales es similar, 17.259”, dijo a Efe la directora del evento, Nubia Macías.

La feria, celebrada desde el pasado 29 de noviembre hasta hoy, es la más grande del mundo editorial hispano, con la presencia de 1.947 editoriales, 40 países y cerca de 500 escritores del panorama internacional.

El evento, cubierto por 1.667 periodistas de todo el mundo, presentó al público 369 libros, 41 más que en 2007.

Para su XXII edición, la FIL amplió de los 26.000 metros cuadrados del año anterior hasta los 35.000.

“Los grandes editores reportan ventas muy superiores a las del año pasado, entre el 30 y el 80 por ciento más, aunque también hay quien dice que vende lo mismo”, apuntó Macías, que cuantificó la venta en sitio registrada en 2007 en unos 50 millones de dólares.

“Hemos sentido un poco de crecimiento en cuestión de ventas, no hemos tenido tanta gente, pero la que se acerca compra”, refirió José Luis Castillo, uno de los responsables del stand de Planeta.

En esta ocasión, el país invitado de honor fue Italia, que trajo a unos 120 escritores, como el “superventas” de la novela histórica Valerio Massimo Manfredi, y que presentó también actuaciones musicales, un ciclo de cine y diversas exposiciones.

Sobre la ausencia de uno de los invitados italianos estrella, el escritor Roberto Saviano, amenazado por el crimen organizado de su país por su libro “Gomorra”, Macías consideró que se trató de una cuestión “puramente de seguridad”.

“Creo que sus escoltas decidieron que era muy arriesgado venir, sobre todo después de que hiciera una declaración en la que comentaba que tenía interés en buscar los vínculos del narcotráfico mexicano”, apuntó la directora de la FIL.

“Gomorra” fue precisamente uno de los libros más vendidos de esta edición, agotándose en el pabellón de Italia poco después del comienzo de la feria.

Algunos de los escritores que pasaron por la feria fueron el portugués Antonio Lobo Antunes, ganador del Premio de Literatura en Lenguas Romances del evento, los españoles Arturo Pérez-Reverte y Fernando Sabater, el galés Ken Follet y la mexicana Laura Esquivel.

Entre los libros más exitosos de esta edición, Macías nombró a “La región más transparente”, del mexicano Carlos Fuentes, que fue objeto de una edición especial de 600.000 ejemplares coincidente con el homenaje que brindaba la feria al autor por su 80 cumpleaños.

“El niño del pijama de rayas”, del irlandés John Boyne, y la saga adolescente de vampiros “Crepúsculo”, de la estadounidense Stephenie Meyer fueron también algunos de los títulos más solicitados en esta edición de la FIL.
“Gabriel García Márquez siempre es un bestseller en la feria con su sola presencia, no habla pero deja que sus libros hablen por él”, afirmó Macías.

El Nobel colombiano participó silencioso en varios actos, como el coloquio central de homenaje a Carlos Fuentes.
En Random House-Mondadori, entre los títulos más demandados están los de la chilena Isabel Allende y el brasileño Paulo Coelho, mientras que Santillana refiere al mexicano Carlos Fuentes, al español Arturo Pérez-Reverte y a la saga de “Crepúsculo”.

Planeta destacó, entre otros, la obra del español Carlos Ruiz Zafón con el libro “La sombra del viento”, “Como agua para chocolate” de la mexicana Laura Esquivel, y la biografía narrativa del revolucionario Pancho Villa a cargo del también mexicano Paco Ignacio Taibo II.

Por su parte, en Tusquets señalaron al japonés Haruki Murakami, al sueco Henning Mankell, al checo Milan Kundera, y al mexicano Enrique Krauze, con su libro “El poder y el delirio”, sobre el presidente venezolano Hugo Chávez, como autores que más interés despertaron.

El próximo año el invitado de honor de la feria del libro será la ciudad de Los Ángeles (EE.UU.).

Fuente: Yahoo Noticias